Categorías
AEPD Derechos

¿Qué derechos tengo en Protección de Datos?

¿Qué derechos tengo en Protección de Datos?

Son muchas las ocasiones en las que nos hemos preguntado, ¿qué derechos tengo en Protección de Datos? Pues bien, hoy explicamos detalladamente cuales son y que coste económico tiene poder ejercitar cualquiera de ellos.

I.- ¿QUÉ DERECHOS RECONOCE EL REGLAMENTO DE PROTECCION DE DATOS A LOS AFECTADOS?

La normativa vigente en España sobre protección de datos, protege a los afectados, personas a las que hace referencia dichos datos concediéndole una serie de derechos que son los siguientes:

  1. derecho de información,
  2. derecho de acceso,
  3. derecho de rectificación.
  4. derecho de supresión («derecho al olvido»),
  5. derecho de oposición,
  6. derecho de portabilidad,
  7. derecho de limitación del tratamiento, y
  8. derecho de oposición a las decisiones automatizadas (incluyendo la elaboración de perfiles).

Estos derechos se ejercitarán ante el responsable del tratamiento. También es posible ejercitarlos en los casos de que existiese un encargado de tratamiento ante éste, siempre y cuando el responsable y dicho encargado así lo hubiesen convenido.

Dichos derechos deben ser siempre atendidos por el responsable y/o encargado de tratamiento en su caso, pues en caso contrario pueden ser sancionados los mismos por tal incumplimiento.

II.-  ¿EL EJERCICIO DE ESTOS DERECHOS SUPONE ALGÚN COSTE ECONÓMICO?

Tanto la información que se facilite en virtud de los artículos 13 y 14 del RPGD (derecho de información) como toda comunicación en virtud de los artículos 15 a 22 (derechos de los afectados) y 34 (comunicación de brechas de seguridad) serán a título gratuito.

No obstante, cuando las solicitudes sean manifiestamente infundadas o excesivas, especialmente debido a su carácter repetitivo, el responsable del tratamiento podrá:

  1. a) cobrar un canon razonable en función de los costes administrativos afrontados para facilitar la información o la comunicación o realizar la actuación solicitada.
  2. b) negarse a actuar respecto de la solicitud.

En el caso del derecho de acceso, se podrá considerar repetitivo su ejercicio cuando se produzca en más de una ocasión durante el plazo de seis meses, a menos que exista causa legítima para ello.

En todo caso, el responsable del tratamiento soportará la carga de demostrar el carácter manifiestamente infundado o excesivo de la solicitud.

Por tanto, como regla general el responsable del tratamiento y/o el encargado del tratamiento en su caso no deberán cobrar nada al interesado por la atención del ejercicio de derechos.