¿Cómo deben estar colocadas las cámaras y monitores de grabación según el RGPD?

¿Cómo deben estar colocadas las cámaras y monitores de grabación según el RGPD?

Quien de ustedes no ha estado esperando en la caja de un bazar y mientras le atendía ha observado una pantalla en la que se visualiza toda la tienda, y desde donde el titular del establecimiento vigila la misma, ¿pero realmente conocemos cómo deben estar colocadas las cámaras y monitores de grabación según el RGPD?.

Pues bien esa visualización generalizada no cumple con la normativa de protección de datos, ya que el principio de minimización del artículo 5 del RGPD requiere que los datos personales tratados sean adecuados, pertinentes y limitados en relación con los fines para los que son tratados.

Así, en el ámbito de la videovigilancia, este principio supone:

– Que el número de cámaras se limite a las necesarias para cumplir la función de vigilancia.

– Que el responsable analice también los requisitos técnicos de las cámaras, ya que el zoom o las denominadas «cámaras domo» pueden afectar y limitar al citado principio de minimización.

Asimismo, los monitores de grabación deben situarse de forma que, en la medida de lo posible, únicamente puedan ser visualizados por aquellos cuya función sea controlar los equipos que realizan las grabaciones, y no estar expuestos al público.

Por tanto, si ustedes durante una visita a un establecimiento de cualquier tipo, pueden visualizar las imágenes a través de los monitores, ese establecimiento incumple con la normativa de protección de datos.

Artículos relacionados