Personas infectadas por Coronavirus y la Protección de Datos

Personas infectadas por Coronavirus y la Protección de Datos

A continuación explicaremos situaciones que se pueden dar en una empresa en relación a la pandemia que estamos viviendo actualmente por la COVID-19 y lo referente a la Protección de Datos.

¿PUEDEN LOS EMPRESARIOS TRATAR LA INFORMACIÓN DE SI LAS PERSONAS TRABAJADORAS ESTÁN INFECTADAS DEL CORONAVIRUS?

En la situación de pandemia que desgraciadamente estamos sufriendo por la covid-19, nos podemos plantear si los empresarios pueden tratar los datos de los empleados que estén infectados del coronavirus, pues al tratarse de una enfermedad es un dato especialmente protegido para la normativa de protección de datos,

A este respecto hay que tener en cuenta que en aplicación de lo establecido en la normativa sanitaria, laboral y, en particular, de prevención de riesgos laborales, los empresarios podrán tratar, de acuerdo con dicha normativa y con las garantías que establecen, los datos del personal necesarios para garantizar su salud y adoptar las medidas necesarias por las autoridades competentes, lo que incluye igualmente asegurar el derecho a la protección de la salud del resto del personal y evitar los contagios en el seno de la empresa y/o centros de trabajo que puedan propagar la enfermedad al conjunto de la población.

Por tanto la empresa podrá conocer si la persona trabajadora está infectada o no, para diseñar a través de su servicio de prevención los planes de contingencia que sean necesarios, o que hayan sido previstos por las autoridades sanitarias.

Esa información también puede ser obtenida mediante preguntas al personal. Sin embargo, las preguntas deberían limitarse exclusivamente a indagar sobre la existencia de síntomas, o si la persona trabajadora ha sido diagnosticada como contagiada, o sujeta a cuarentena.

Resultaría contrario al principio de minimización de datos establecido en la normativa la circulación de cuestionarios de salud extensos y detallados, o que incluyan preguntas no relacionadas con la enfermedad.

¿SE PUEDE PEDIR A LAS PERSONAS TRABAJADORAS Y VISITANTES AJENOS A LA EMPRESA DATOS SOBRE PAÍSES QUE HAYAN VISITADO ANTERIORMENTE, O SI PRESENTAN SINTOMATOLOGÍA RELACIONADA CON EL CORONAVIRUS?

Quien de ustedes no se ha personado en un establecimiento y le han realizado una serie de cuestiones sobre los países que recientemente ha visitado, para conocer si son países de gran impacto en materia de contagios o si también han tenido contactos con algún positivo de covid o no, o tiene síntomas. A priori, esto podría suponer un ataque a su intimidad por lo que cabe analizar si pueden someterle a este tipo de cuestionarios sin que incumplan la normativa de protección de datos.

Para ello con independencia de que las autoridades competentes, en particular las sanitarias, establezcan estas medidas por una cuestión de Salud Pública y que así lo comuniquen a los centros de trabajo, los empleadores tienen la obligación legal de proteger la salud de las personas trabajadoras y mantener el lugar de trabajo libre de riesgos sanitarios, por lo que estaría justificada la solicitud de información a los empleados y visitantes externos sobre síntomas o factores de riesgo sin necesidad de pedir su consentimiento explícito (RGPD y Ley de Prevención de Riesgos Laborales).

La información a solicitar debería responder al principio de proporcionalidad y limitarse exclusivamente a preguntar por visitas a países de alta prevalencia del virus y en el marco temporal de incubación de la enfermedad, las últimas 2 semanas, o si se tiene alguno de los síntomas de la enfermedad. Resultaría contrario al principio de minimización de datos la utilización de cuestionarios de salud extensos y detallados, o que incluyan preguntas no relacionadas con la enfermedad.

Artículos relacionados